domingo, 6 de julio de 2014

El Esbat de Julio para el Dios y la Diosa


Este mes las peticiones del Esbat fueron brutales. A decir verdad no he podido presentarlas todas y las que se quedaron fuera las tengo reservadas para la próxima Luna Llena. Como son muchas el próximo no anunciaré petición, pues debo ponerlas al día. Serán menos y así podré conectar más profundamente con la energía lunar y comulgar con la Diosa. Celebrar la Luna Llena nos permite a los Wiccanos elevarnos espiritualmente y conectarnos con la energía madre. Es una experiencia enriquecedora y sanadora, ya que la propia conexión te alimenta igual que un móvil cuando se carga a la red. El próximo tendré menos trabajo y más tiempo para mi propia conexión (uffff, que alivio).

El pasado día 13 tuvimos Esbat Lunar. Las peticiones iban potenciadas con el Potenciador Mágico y con el laurel preparado. Cada una de ellas ha sido atendida, presentada y rezada. En total más de 230. Y las que quedan para el siguiente aguardan. Este mes el caldero estaba repleto de peticiones. Casi no cabían, pero al final el fuego las consumió todas. Y es que la Diosa nos acoge a todos. Lo mismo pasa con el Dios del Sol, que sus rayos llegan a todos, justos e injustos, altos y bajos, buenos y malos….
 
Trabajar dentro de un círculo es apasiónate. Siempre lo he dicho. Pero ahora lo digo de nuevo. Hablo porque cuando estás invocando los cuartos, puedes sentir cosas extrañas. Aquí la videncia y la percepción aguda del Wiccano es importante, ya que tu videncia puede anunciarte cómo esta todo dentro del círculo y si los cuartos invocados están correctos. Es evidente que la experiencia te da aquí una gran maestría para saber cómo esta todo. 

En este Esbat tuve una advertencia con el Fuego. Invocando las Atalayas del Sur percibí que algo quería entrar a través del pentagrama mientras lo trazaba con el Athame. Era un espíritu de baja vibración. ¿Cómo lo supe¿. Ni idea, sencillamente lo supe, y no era muy elevado que digamos. Tampoco es que fuera diabólico. Sencillamente era “bajo astral”. Y la verdad…, no me apetecía tener en mi sala a un ser que yo no he llamado. En mi círculo no están permitidos fantasmas que traen bajas pasiones o energías extrañas, así que lo expulsé y asunto resuelto.

(Me leo y releo y pienso; hablar así para mí mismo es normal, pues soy un Wiccano activo, pero la gente normal me entenderá…?). A decir verdad, pueden quedarse pasmados si no comprenden estas energías.  Y sólo lo entenderán cuando les pase.

Bueno, al caso. ¿Qué hacer en esos casos?. Teniendo en cuenta que iba a presentar más de doscientas peticiones es normal que se muevan energías, pero como siempre debe de hacer el Wiccano, en esos casos hay que serenarse, volver a trazar el pentagrama y afirmar la invocación. Así no dejas paso a nadie más que a los sabios espíritus que has invocado. 

Con el oeste y el agua todo estaba correcto, es más, su energía era excelente. Con la tierra y el aire ningún problema. Así que si alguna vez invocas los cuartos en el círculo ten presente que estas cosas pueden pasar. Son sensaciones, y es importante tenerlas en cuenta si trabajas entre los mundos.  Cuando tú llamas a las Atalayas y trazas el Pentagrama, el signo mágico es la puerta por donde entran las energías. Debes tener claro a quién llamas y porqué. Y si notas que algo raro ha venido (sin tú llamarlo), recuerda que con el Athame en la mano tú eres el que gobierna el círculo y en tu círculo entra quién tú quieres.

Son palabras de Gerald Gardner, pero qué ciertas son. Hace dos meses la Diosa Hécate me bendijo con un nuevo don. Después de recibirlo este fue el primer Esbat que celebré. Es normal que mi percepción estuviera más aguda, y antes de celebrar el rito notaba cosas extrañas, pero lo prefiero, pues así “ves” lo que pasa energéticamente dentro del círculo y el trabajo se hace con mayor calidad espirtual. Cuando estás trabajando magia de petición, estás al mismo tiempo trabajando en el plano físico y en el espiritual. Por un lado estas pasando las peticiones, echándolas al fuego, rezando en voz alta, visualizando las peticiones y escuchando lo que pasa en el reino espiritual. El trabajo del círculo es así de complejo. Estás aquí y allí al mismo tiempo. Y cuando lo practiques verás que todo es verdad.

El Esbat de este mes terminó bien, y aquí tienes las fotos para que veas la energía del fuego en acción. Las invocaciones finales, la comunión, las despedidas y el cierre fueron perfectos. Sin problemas. La energía invocada y proyectada fue para bendecir a las personas necesitadas de abundancia, prosperidad y superación personal. Listo. El trabajo está hecho, y no hay nada como servir a la Divinidad mediante el servicio que das con tu magia para sentirse en paz y bendito.



Sabio y Bendito Seas

El Brujo Shiva